jueves, 15 de junio de 2017

A MODO DE PRESENTACIÓN

Los escritos que publico en mi blog CACHOS DE VIDA le han sugerido al escritor F. Antolín Hernández una excelente novela  sobre la guerra olvidada de Sidi Ifni, y que dedica a los pocos ex combatientes que aún quedamos  vivos. El prólogo y el epílogo son de mi autoría. El autor de la obra hace una breve reseña de mi vida, además de una personal, amable y bonita dedicatoria de su puño y letra.

Lo ideal sería poder presentar la novela en Don Benito o en alguna otra población de Extremadura y que alguna librería colaborara en su distribución y venta.


 PRÓLOGO
De las trincheras al cine y del cine a las trincheras. Viejos camiones cargados de soldados. Soldados pobres con caras de hambre, surgidos de la tierra que abre el pico y la pala. Sacados de aquellos cerros de peligros, penalidades y miseria, con andrajosos uniformes de trabajo y de combate. Y por turnos, conducidos y vigilados como prisioneros, nos metieron en el cine Avenida de Sidi Ifni para que viésemos “El último Cuplés” Obligada proyección, con centinelas en las puertas para evitar fugas. Terminada la función y en ordenada formación,  montamos de nuevo en los camiones de regreso a las posiciones donde estaba la guerra. Con fronteras de minas y alambradas para detener al rebelde enemigo con turbante,  aunque no las  balas, ni tampoco silenciar los ruidos que producen las armas.

Y la figura y la interpretación de Sara Montiel, fue para nosotros el regalo de aquellas navidades del 57. No hubo NO-DO, ni prensa, ni fotos. Una tropa tan fea y mal vestida  no podía transmitir una imagen de normalidad en el territorio del África Occidental Española.

Sin embargo, por aquellos días se comentaba que en el pueblo hubo un gran despliegue de artistas llegados de la península, música, baile, palmas, humor…, y muchos periodistas y cámaras que fotografiaron para la prensa, entre otros, el cuerpo y la gracia de la actriz y cantante Carmen Sevilla, rodeada por la  tropa guapa que había sido seleccionada para tal acontecimiento. Dándose así la mejor imagen del ejército, de sus mandos y de los artistas invitados.

Pasadas unas semanas, nuestro conocimiento de la fiesta fue ampliado con las cartas de la familia y la información y las fotos de las revistas que las madrinas de guerra nos mandaban desde la península.

¡Tan cerca de la noticia y tan mal informados!

Mientras queden los recuerdos, existió la guerra de Sidi Ifni. Aunque fue una contienda silenciada, y los que participamos  en ella, los grandes olvidados. Ni siquiera en los momentos de más homenajes y reconocimientos en el ejército, hubo un recuerdo para los pocos veteranos excombatientes que aún quedamos vivos después de cincuenta y muchos años. También entre nosotros hubo héroes y buenos soldados, además de muertos y discapacitados.

Para la memoria, parece que lo más importante que ocurrió en Sidi Ifni  las navidades del 57, fue la actuación de conocidos artistas de la farándula española.


Diego Sánchez Cordero
Soldado del Regimiento Soria 9


martes, 27 de diciembre de 2016

FELIZ NAVIDAD

Días de música, luz y color, días de fiestas y brindis, días de Nochebuena y de Navidad.
Días de encuentros y añoranzas, de abrazos y buenos deseos, de soledad y recuerdos, de íntimas promesas, de  pensamientos para los que faltan a la mesa, de alegría para los que están en ella.
  Quiero levantar mi imaginaria copa y brindar desde la ciudad de Don Benito con todos, los que estáis cerca y los que estáis lejos, parientes, amigos, seguidores y habitantes del Planeta Tierra,
              ¡!F E L I Z   N A V I D A D!!   


sábado, 23 de abril de 2016

INFORMACIÓN SOBRE DIEGO SÁNCHEZ CORDERO

Me permito publicar el texto íntegro que publica Miguel Ángel Cibríán en su blog, agradeciéndole su magnífico trabajo de recopilación y amplitud informativa. Situándome fuera de todo protagonismo, diré que con ese texto se tendrá  un mejor conocimiento del personaje al que se hace referencia y del exquisito trato y acuerdos con el Ayuntamiento de Don Benito.

Disancor.


Viernes, 22 de abril de 2016



Blog "Ataxia y atáxicos".

Notas del administrador del blog:

En este artículo se habla de Diego Sánchez Cordero, paciente deAtaxia, de Don Benito (Badajoz).
Diego es de sobra conocido en este blog. No obstante, un blog es un conjunto de artículos. Y puede leerse solamente algunos de ellos, sin necesidad de conocer los demás. Por ello, haré una somera presentación de Diego: paciente de ataxia (sin determinar), jubilado, y fotógrafo durante su vida activa (no sólo a nivel privado, sino también como fotógrafo de prensa).


**********

Autopresentación de Diego realizada en este mismo blog: Venciendo dificultades: (fecha 25/11/2011):

Últimamente, leo muy poco. El temblor de las manos no me permite ni siquiera leer un periódico. Tampoco paso bien las hojas de un libro, y si las letras son pequeñas, no las enfoco a causa del movimiento de la cabeza. Con esta pequeña dificultad me es imposible buscar datos en archivo para poner pie a la foto de la documentación gráfica que vengo publicando en el blog. Así que he de fiarme de la memoria, y rebuscar entre los recuerdos acontecimientos, nombres y fechas de cosas que ocurrieron hace muchísimos años. No es fácil, porque muchas cosas se han borrado de la cabeza, y lo que queda, se ha vuelto muy impreciso. Vale para andar por casa, pero no para una publicación seria, como pretendo que sea la mía.

Alguna vez salgo del paso con algún dato que me proporciona un amigo. Pocas, porque también para la memoria de ellos ha pasado el tiempo. Me empeño en correr con la vida, actualizando conocimiento, sin embargo, siempre ando rezagado. Será así, me digo, o puede que esto me pase a mí solo. Y no quiero quejarme ni presumir de nada, aceptando la vida como se presenta.

Casi todo mi tiempo lo consumo en el blog. Todas las fotos que publico he de escanearlas de sus negativos. Eso me lleva mucho tiempo, ya que tengo que seleccionarlas, darles forma informática, archivarlas y prepararlas para el blog. Hay que tener en cuenta que son imágenes analógicas. Muchas de esas operaciones se ahorraría con las modernas cámaras digítales. Y por si todo esto fuera poco, manejo las teclas del ordenador con mucha dificultad. Tardo mucho en cada pulsación, aunque nunca corrijo un texto. No me llegaría el tiempo. Y con el ratón, tengo parecidos problemas.

He buscado soluciones para, por lo menos, escribir con alguna normalidad. Utilizo combinaciones de números, programas de voz, plantilla para el teclado... Y por una cosa o por otra, siempre acabo escribiendo con un solo dedo de la mano derecha y sujetándola con la mano izquierda. Renunciando, de cuando en cuando, a signos como la interrogación, que precisan se ambas manos.

En el fondo, soy un tipo muy orgulloso: podría aceptar alguna ayuda, pero siempre me digo que el día que no pueda hacer lo que hago, cierro el chiringuito. Soy condescendiente con los demás, pero muy exigente consigo mismo.

Considero que debo una explicación a todos mis visitantes, seguidores, y comentaristas de mi blog, por si observan alguna anomalía en mis entradas. Aseguro que pongo mucho cuidado en que mí trabajo sea, casi, perfecto. Pero soy consciente de mis limitaciones, y por mucho que me esmere, puede que se note que no soy otra cosa que un ser humano con grandes dificultades.


**********

El fotógrafo Diego Sánchez Cordero cede su archivo a la ciudad de Don Benito. Extraído de "plazadigital, fecha 23/02/2016. Original en: El fotógrafo Diego Sánchez Cordero cede su archivo a la ciudad de Don Benito

El fotógrafo Diego Sánchez Cordero ha firmado un convenio con el Ayuntamiento de Don Benito por el cual dona al municipio su archivo personal, que abarca desde el año 1965 hasta 1990. En total, los fondos comprenden entre 30.000 y 40.000 negativos de fotografías, que documentan gran parte de la historia de Don Benito durante la segunda mitad del siglo pasado.

Tras los trabajos de digitalización, se llevará a cabo una exposición permanente de sus fotografías en la Casa de la Cultura. Además se publicará un libro institucional con las mejores imágenes seleccionadas por el autor.

La Biblioteca de Don Benito pondrá a disposición de los ciudadanos el archivo fotográfico para uso privado. También estarán autorizados a usar las imágenes las organizaciones, asociaciones y entidades sin ánimo de lucro que así lo deseen.

Hijo Adoptivo de la Ciudad:
Tras la firma del convenio, el alcalde José Luis Quintana ha anunciado que en la Junta de Gobierno del próximo viernes se llevará a cabo el inicio del expediente de nombramiento a Diego Sánchez Cordero como Hijo Adoptivo de la Ciudad de Don Benito. Este reconocimiento se sumará al Escudo de Oro que le fue otorgado al fotógrafo el pasado mes de septiembre.


martes, 16 de febrero de 2016

SUPERADO EL MILLÓN DE VISITAS


Un amigo me ha dado la enhorabuena porque CACHOS DE VIDA ha superado el millón de visitas.

Me ha parecido un sueño haber llegado tan lejos, y pienso que no todo el mérito ha sido mío. No ha sido solo trabajo y constancia, ha sido el saber que más allá del silencio de la pantalla del ordenador había muchas personas que me seguían, esperando unas palabras o recuerdos en la foto de cada día. Unas con curiosidad, otras con alegría, otras con entusiasmo, otras con la nostalgia y el recuerdo de una imagen del pasado…Estoy seguro que nunca con indiferencia.

Y es de vosotros, queridos seguidores y visitantes, de donde me ha llegado la fuerza para seguir aquí todavía, después de muchos años y superado el millón de visitas. Algo vencido por la enfermedad y la vejez, pero con el entusiasmo y la ilusión de un niño.

Si yo he merecido la enhorabuena de un amigo, vosotros merecéis todas  mis felicitaciones y todo mi cariño.          


martes, 26 de enero de 2016

DISCAPACIDAD Y PROBLEMAS DE TRABAJO


Vivimos tiempos muy complicados para quienes tienen que ganarse la vida en un mercado laboral terriblemente competitivo y deshumanizado. Las empresas dan trabajo, ni siquiera a los mejores, sino a los que salen más baratos. Sin embargo, es muy necesaria una buena preparación, porque siempre hay más salidas que las que pueda tener un trabajador no cualificado.

Y, algún escalón más abajo, está la persona que tiene una discapacidad. Ha de ser muy bueno y tener muchos apoyos para conseguir un buen trabajo. Pero, ¿qué pasa  con aquellos discapacitados con unos conocimientos normales? Pues que han de vivir rezando con la esperanza que se produzca un milagro que les arregle la vida.  La administración es consciente del problema, y da algunas ventajas a las empresas para, al menos, paliarlo un poco. El resto queda en pequeñas ayudas y muchas promesas.  Y esto no es suficiente para olvidarse de la minusvalía y mirar con optimismo el futuro. El problema no siempre está en una deficiencia  física, está en cómo ganarse la vida.

Se habla mucho de integración, y, yo pienso que con trabajo es más fácil integrarse, y con dinero, mucho más ¿Pero qué pasa cuando no se da esa circunstancias? Pues que el discapacitado es mucho más discapacitado todavía, para la sociedad, para la familia y para uno mismo. Sin el problema laboral, la discapacidad hasta pasaría desapercibida.


domingo, 10 de enero de 2016

La Publicidad

La publicidad es la ciencia que mueve nuestras vidas. No damos un paso que no sea dirigido por mensajes escritos, visuales o sonoros. Creando ilusión, fabricando deseos, imponiendo nuevas costumbres, nuevas modas, otras necesidades y otra forma de ver y vivir la vida. Nos repiten cómo podemos ser más guapos, más felices y mejores personas. Qué nos conviene, qué nos perjudica y qué no se lleva.  Ahora no hay nada que se venda sólo, no es válido eso de “el buen paño solo en el arca se vende”. Se lo comerían las polillas.  A las cosas se las presentan con una bonita envoltura, se les ponen palabras de colores y música de ruidos, aunque el envase sólo contenga humo. Y listo para estar en un mercado de deseos e ilusiones.

Y no sólo es la publicidad de las cosas, es la publicidad de las personas. Hemos llegado a un punto, que se hace necesario caminar con un asesor de imagen. Un especialista que nos  vaya diciendo cómo hemos de comportarnos. Cómo vestir, cómo caminar, cómo hablar, cómo sonreír y cual es el mejor color de los ojos. Al fin y al cabo, se trata de vender una buena imagen. Y como toda venta, esta también está sujeta a unas reglas publicitarias. Que dirán que somos mucho mejores de lo que en realidad somos y mucho más inteligente de lo que aparentamos.

Se ofrecen servicios futuros. Lo que debes hacer mañana y obviando lo que ya has hecho. Si ya te has casado, ¿para qué quieres un anuncio que diga que se celebran bodas?  Es mejor uno que diga que se gestionan divorcios. Es lo correcto y con más futuro. Esto es vender lo que no se ha vendido todavía.

Una valla publicitaria se puede montar en cualquier sitio. Hay mucho sitio ocupado, sin embargo, todavía queda mucho libre. Aunque, bien pensado, libre no quedan ni los árboles. Para donde quiera que miremos vemos carteles de milagros con precios. De artículos para ricos, de objetos para pobres. Hasta el salón de casa llegan los anuncios ofreciendo mejores cosas, más bonitas y más baratas. La pantalla del televisor no para de escupir tentaciones, frustraciones y envidias. Debería de haber anuncios para ricos y anuncios para pobres. Aunque eso sería convertir televisión en un gueto discriminatorio. Y el talento de esos genios de la creación publicitaría vería reducida su plantilla de admiradores. Que, por raro que parezca, hay muchos televidentes que disfrutan con los anuncios más que con las películas. Y eso que el tiempo que dura una cosa y otra, viene a ser poco más o menos.

La gente ya no piensa lo que compra; para ahorrarse el titubeo, compran lo que ven, y deja que otros decidan lo que les conviene.


viernes, 1 de enero de 2016

DESPUÉS DE LA FIESTA, LA RESACA

Como si nada hubiera pasado, aquí estamos otra vez, dispuestos a torear el nuevo año. Aunque las banderillas nos las pondrá él a nosotros, y a poco que nos descuidemos, hasta nos pinchará el estoque. En  cuanto a los buenos deseos, unos se agotaron en la fiesta, y los que quedaron,  se guardan hasta las próximas navidades.

Pero nosotros  hemos hecho lo que hemos podido, montando una gran fiesta con nuestros mejores deseos, ahora es el destino y la suerte  quienes tienen la última palabra. Y estoy seguro  que ya le habrán encargado el 2016 que nos trate bien, siquiera durante su mandato.


Veremos que nos trae “el bisiesto” Esperemos que eso de su mala prensa solo sean exageración de historiadores suspicaces y poco informados.  Y si no…, seguiremos soñando.


jueves, 31 de diciembre de 2015

FELIZ AÑO NUEVO

Si algo  malo tuvo el año que acaba, no permitamos que para el recuerdo lo sea.  Que en nuestra memoria queden sólo las cosas buenas, aquellas que nos hacen felices y no las que hacen daño. Demos las gracias sin resentimiento al año que acaba. Demos las gracias porque,  mejor o peor, hemos vivido. Digámosle adiós al 2015  como parte de nuestro pasado.  Deseemos dejarle parte de nuestros problemas  y arrastrar al 2016 solamente los momentos bonitos. Y soñemos con todo un año para ser felices,  para que desaparezcan las penas con la música de nuestras risas.

Despidamos con alegría el Año Viejo, recibamos con alegría el Año Nuevo.
  

                     Adiós 2015   ¡!! F E L I Z   2016 ¡!!   


miércoles, 2 de diciembre de 2015

PRESENTE SIN FUTURO



Veo cómo avanza, día a día, mi deterioro físico. Cómo cada día que pasa, puedo valerme menos de mí mismo. Trato de disimular y hacerme el valiente, pero no soy yo el que se va rindiendo poco a poco, es la enfermedad la que va ganando la batalla. Y no es suficiente la voluntad ni las ganas de vivir, es la hora de ser realista y dejar de engañarse. Ese temido momento tenía que llegar, estaba al acecho, y ya casi me tiene atrapado ¿Cuánto tardará en devorarme? En esta situación, la muerte es la liberación y la vida el castigo. Sin embargo, muy grande tiene que ser el sufrimiento para desear desaparecer de la vida, y se aferra uno a ella hasta beber la última gota del cáliz del dolor y de la existencia.

La razón no difumina la realidad para que sea más llevadera. Uno puede ser feliz, sí, pero cuando duerme. La mente contempla con impotente rabia mi incapacidad para realizar las tareas más sencillas, las cosas más simples. Y todo ello teniendo un cuerpo perfecto, sin deformidades. Sólo viejo y con muchas neuronas muertas. Pero puedo desear las cosas con el mismo ardor que los jóvenes, y con tanta ilusión, o más, que ellos, y, sin embargo, mi cuerpo no esta para competiciones.

Sentado en mi silla de ruedas, con los brazos apoyados en la mesa de trabajo, la mano derecha cogida con la mano izquierda, y con un dedo le voy dando a las teclas del ordenador.  Equivocación y vuelta a empezar. Y así me paso las horas, intentando que no disminuya el ritmo, porque si disminuyera, para mí sería un fracaso. Sería admitir que estoy derrotado. Quizás lo estoy y me niego a verlo. Alguna vez, cuando el ánimo esta más decaído, me hago esta reflexión. Y sigo escribiendo, ya que dejar de hacerlo es reconocer que estoy derrotado.

Nunca sabremos que nos depara el destino. Cuál y cómo será nuestro final, entonces, ¿para qué adelantar sufrimientos? De todas formas,  lo que esté por llegar llegará, aunque nunca sepamos cómo ni cuando.

Para no arrepentirme de lo escrito, le doy a publicar sin leerlo. Porque un mal momento lo tiene cualquiera.


viernes, 14 de agosto de 2015

ENRIQUECER "CACHOS DE VIDA"


Contemplo la foto que tengo en la pantalla del ordenador. Repaso la escena que representa, las cosas y las personas que están congeladas en la pequeña ventana informática. Pienso en el tiempo que ha pasado y todas las cosas que se me han borrado de la memoria, y temo que pronto no me quede nada en ella. Y entonces serán imágenes fantasmas sin ninguna información que las acompañe contando sus historias y justificando el por qué de sus presencias. Pasado el tiempo, para la gente serían inciertas adivinanzas de quién es quién o se parece, pero no lo es.

 Y empiezo a soñar con la colaboración de algunos seguidores y visitantes que tengan algo que aportar a CACHOS DE VIDA: algún dato para añadir a la foto, algún nombre o fecha, alguna cualidad de las personas o algún episodio,  reflexión o pensamiento. Sería completar con palabras la historia gráfica de treinta años de la historia de Don Benito. Sería darle el valor de la verdad a las imágenes, y demás, quedando constancia escrita.

Y sigo soñando que todo el que tenga algo que decir, lo diría con total libertad en espacio reservado en cada entrada para los comentarios. Sin identificarse, identificándose o como anónimo. Estoy seguro que en las mil y pico de entradas y fotografías se puede aportar algo. Y así hasta convertir este blog en una especie de Wikipedia de libre acceso para todo el que desee consultar algo en relación con las fotos publicadas y con lo que representan. Y con la única condición del mayor de los respeto con las personas y sus opiniones. En la seguridad que en nuestro ánimo no es estar ni entrar en polémicas. Para eso, éste no sería nunca el espacio indicado.

De vosotros, queridos  visitantes, depende que esta idea siga siendo un sueño o el principio de una feliz aventura que dejara para la posteridad nuestros recuerdos en este espacio que tan generosamente nos ofrece las modernas tecnologías. En un blog de viejas fotos, con lo que fue nuestro pueblo y su gente, durante algunas décadas del siglo pasado.

Antes de quitar la imagen de la pantalla del ordenador,  pienso si me ha quedado algo por decir, y si soy un inconsciente por atreverme a darle a publicar esas cosas que uno desea que ocurrieran en la realidad y no solo en la fantasía de un iluso soñador.

Pensar, he pensado muchas cosas; decir, no sé si he dicho algo coherente. La verdad que, en el fondo, me daría mucha pena que ocurriera lo que he soñado, porque llegarían muchos comentarios y no tendría fuerza ni tiempo para contestarlos todos. Ahora, sin embargo, disfruto enviando ilusiones e intercambiando sueños a mis amables comentaristas y visitantes, siendo de ellos el blog tanto como mío, por sus constantes muestras de cariño y solidarías atenciones.

¡Es maravilloso que las nuevas tecnologías nos puedan unir tanto a los seres humanos!

Si lo pienso, no escribo; si repaso lo escrito, no lo publico; así que lo doy a publicar y que Dios nos coja confesados.




domingo, 21 de junio de 2015

Red de afectos y cercanías


Todas las cosas tienen su momento, y aunque la vida no se detiene, se va quemando por etapa.  Acaba una y empieza otra nueva. Y no paramos porque estemos cansados o se hayan agotado nuestras ideas,  paramos porque la vida ha de estar renovándose continuamente. Son otras necesidades, otros proyectos, otras formas de ver los mismos sueños. En el avance vamos dejando afectos o desafectos que se fueron haciendo con el tiempo. Y cuando lo vivido se ha convertido en recuerdo, queda el vacío de la nostalgia. Somos, el pasado y el presente con un futuro incierto, pero tenemos fe en el misterio. Parar y reanudar el camino. Hacer lo mismo que ayer, pero con renovadas ilusiones.

Los que destinamos muchas horas a estos de los blogs, y somos veteranos en Internet, hemos acabado tejiendo una red de afectos y cercanías con todas esas anónimas y maravillosas personas, creándonos el hábito y el calor de rostros hechos de palabras y los sentimientos solidarios que nos unen a los seres humanos.

Y será por eso que se siente cuando un Blogger anuncia su despedida. Cuando dice adiós o, sencillamente, pasa el tiempo y su sitio esta sin actividad. Quizás impresione más esa falta de movimiento, en el blog, por abandono.

Las modas evolucionan en la Red a la misma velocidad que las nuevas tecnologías  Este es un espacio que se lo disputan diferentes redes sociales. Y son todas tan atractivas, que es imposible pasar y no quedarse.

La cuestión es que no podemos estar de espalda al progreso. Y unas de las necesidades, es el contacto lejano y la comunicación sin cara. Aunque hasta esto es opcional al mismo tiempo que entrañable.


lunes, 25 de mayo de 2015

RETOQUES A LA REALIDAD

RETOQUES A LA REALIDAD

Pues, no, no quiero hablar de las elecciones de ayer. Yo poco puedo decir que no lo hayan dicho ya los políticos y los medios informativos. Sólo felicitar y desear suerte a los ganadores, y a los que no han obtenido los resultados deseados, que no se desanimen, que ya vendrán tiempos mejores.
Dejo una entrada entre informal y sería, un poco para romper el hielo.


En las fotos de publicidad, campañas electorales, revistas y cosas de esas, nadie es lo que parece, es lo que quiere el programa de retoque. Los malos y los pobres siempre salen más feos que los buenos y los ricos. Eso de dar buena imagen es una de las cosas que más nos quita el sueño. Y lo cierto es que por una buena cara somos capaces hasta de sacrificar nuestra credibilidad y de engañar con un rostro, sólo parecido al nuestro. Un mucho de maquillaje y un poco de retoque informático, y ya parecemos más bonitos, más buenos y, sobretodo, más inteligentes.
Nunca se puede saber si lo que se vende es un producto, un programa electoral, unas cualidades, o una cara. Y vistas las cosas así, hemos de pensar que siempre nos están engañando. Y la cuestión es que lo sabemos, y, en el fondo, hasta nos gusta. La guapura transmite más confianza que la fealdad, con la que rápidamente nos ponemos en guardia. Con más motivos si nos dejamos impresionar y pensamos que la cara es el espejo del alma.


Desde llamativos carteles en las calles y revistas en los kioscos, nos sonríen con blancos dientes y caras angelicales, modelos, políticos y todo el que tiene algo que vender. Charlatanes de papel haciendo promesas de humo, envueltas en los ilusorios sueños de quien las recibe.


¿Cómo no comprar el producto que te brinda una bella imagen? ¿Cómo no atender el implorante ruego del político que te mira de frente desde una valla o una pared? ¿Cómo no creer en lo que ves?


Todo parece verdad, y, sin embargo, todos te engañan ya desde principio, dando una imagen de falseada realidad y de retocada perfección,





domingo, 5 de abril de 2015

WHISKY Y PASTILLAS


Necesitaba whisky para mirar el frasco de pastillas que tenía encima de la mesa. Pensó que tendría que beberse media botella para tomarse la primera pastilla, y la botella entera para tragárselas todas. No tenía prisa. Por las prisas, por el miedo y por no estar bastante borracho, había fracaso en otros intentos.  Y como si estuviese de charla con un invisible amigo, hablaba y bebía.  Entre palabras y tragos, contaba penas y justificaba su falta de valor para una cosa y su cobardía para otra.

Se vio caminando por un túnel de luz. De pronto una especie de coloso vestido de un blanco luminoso y con los brazos en cruz,  gritaba: ¡PRUEBA DE ALCOHOL!


Abrió los ojos y se encontró con los de una enfermera que sostenía en la mano una bandeja con un vaso de agua y un frasco de pastillas que, recordó, había visto encima de alguna mesa.



jueves, 22 de enero de 2015

EXTRAÑOS

En los bancos de la plaza, conocidos fantasmas de desconocidos viejos, que se amontonan en el silencio de la reflexión o la soledad de los recuerdos, aquellos que se comparten o se callan en lo más íntimo de la memoria. Ellos y yo fuimos amigos, cuando no teníamos arrugas, ni el bastón soportaba el peso de los años. El paso del tiempo nos ha convertido en extraños. Partí joven y regresé viejo. Ahora soy forastero hasta en mi propia tierra. La plaza de mis recuerdos la veo ocupada por gente extraña, por cosas nuevas, por árboles que no estaban. Sin embargo, por un momento creo ver en el cielo la bandada de gorriones negros, que por la tarde volaba alrededor de la torre, con su algarabía de pájaros de fiestas o de lutos.  Donde tantas veces siendo niño había tocado repiques de gloria o redobles de muertos, en aquellas viejas campanas.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

FIEL, A PESAR DE TODO



Como un corazón vivo palpitaba la luz en la oscuridad de la noche y en cada latido se dejaba ver la palabra CLUB. Así con mayúscula y en rojo de tentación. Debajo una puerta apenas abierta y una cortina cerrada, cortaban el paso a la música y las risas de interior del local. El hombre todavía dudó un momento antes de entrar. Se preguntó si eso es lo que quería en aquellos momentos de más amarguras que deseos. Pero la imaginación y la fascinación del lugar, acabaron convenciéndole. O tal vez el despecho y el afán de nuevas experiencias hicieron que, de pronto, se encontrase sumido en la algarabía y la casi penumbra de algo parecido a una sala de fiesta, con mujeres exclusivas para el hombre que paga. Esto no es la catedral de romanticismo, y el amor tiene nombre extraño. Y además tras la máscara de maquillaje y risas hay más penas que en la calle y se confiesan más pecados que en la iglesia. No faltan clientes que pagan por confesarse.

Mareado de licores y del perfume barato de la mujer que le llama cariño y le pone los pechos encima de los hombros,  acaba sucumbiendo a la carne más que a los encantos. Y para qué engañarse, si lo que buscaba aquella noche es acabar en la cama con una prostituta. Era completar la aventura como culminación de una venganza, de un deseo o de un desahogo para el cuerpo.

Pero le traicionaron los sentimientos. Y sintió pena de si mismo y remordimientos. Estuvo a punto de ser infiel con el cuerpo, pero lo impidió el amor por esa esposa que un día, caprichosamente, había decidido que jamás volvería a tener sexo con él.

Esta es la historia que, de su intimidad, me contó un amigo. Y que yo he escrito, reduciéndola a unos pocos renglones para una mejor comprensión y claridad. Su pregunta final, y también la mía, es: en casos como el relatado, ¿es infiel quien busca consuelo en otro cuerpo que no sea el de su pareja? Es una pregunta simple, sin entrar a valorar si a ella se le acabó el amor y también el deseo. Y que él, a pesar de todo, seguía amándola. 


Resulta muy  peligroso someter el amor y la convivencia a pruebas tan peligrosas.


jueves, 13 de noviembre de 2014

CRÓNICA BREVE DE LA VIDA URBANA


El acoso a los fumadores ha puesto muy de moda esa especie de invernaderos que se montan en las  puertas de las cafeterías, donde, demás de beber o desayunar sentados a la vista del respetable, se puede echar humo mientras se charla por el móvil con un acompañante invisible.
  

Observando la actitud de las cuatro personas que se sentaron en la mesa de al lado, pensé que la vejez me había vuelto muy raro. Se me hacía muy difícil comprender que aquellos cuatros señores no intercambiaran una sola palabra entre ellos, todo lo que hablaron lo hablaron por separado, cada uno a su teléfono móvil. Y con él gesticulaban, gritaban y sonreían  Sin dejar de hablar, pagó cada uno su cuenta, y marcharon en amistosa compañía.  También pensé  que había cambiado mucho la comunicación entre amigos, y que las cosas importantes se decían por teléfono Y las declaraciones de amor,  ¿cómo se hacen? ¿Con la rodilla en tierra, o el teléfono en la oreja?

sábado, 25 de octubre de 2014

JURO POR MI HONOR


Los políticos juran o prometen sus cargos públicos sobre un honor que con el tiempo se demuestra que no tienen, o, tal vez sea que muchos, si  lo tienen, lo pierden cuando juran el cargo. Hasta es dudoso que crean en el infierno aquellos que ponen a Dios como testigo ante una Biblia o un crucifijo. Esto nos induce a pensar que las promesas que hacen, para ellos solo tienen  el valor de una  ceremonia de puro trámite. Parece que ya van convencidos que sus palabras no le comprometen a nada. Esto se desprende de la cantidad de gente con responsabilidades de gobiernos, de excelentísimos y honorables personajes, que con gran facilidad y sin sonrojase faltan a las palabras dichas en el ceremonial de las promesas.

 Entonces, repito, ¿para  qué vale esa formula de juramento que habla de honor y de conciencia? Si, en resumidas cuentas, eso no es impedimento para dejar de ser honrados en la primera ocasión que se presente.  ¡Y son tantos los que faltan a su palabra!

Admitamos que los seres humanos somos muy vulnerables a las tentaciones. Y no importa el status social, ni la cara, ni tampoco las promesas, ni siquiera el temor a las leyes y la pérdida de prestigio, para convertirnos en presuntos delincuentes o seguros condenados. Pero, eso sí, solicitando ser candidato a un indulto de los amigos.

Entonces, ¿qué garantiza esos juramentos o promesas? ¿Qué valor tiene la palabra de un político de nuestros días?


jueves, 9 de octubre de 2014

VA DE TARJETAS OPACAS


Ni siquiera se esconden, se cometen fraudes con descaro y a las vista de todo el mundo. Cualquiera diría que es una corrupción tolerada por los organismos que deberían de  vigilar que no se produzca.  Es lo que se desprende de las declaraciones de un conocido político en referencia al uso de las tarjetas opacas de los directivos y consejeros de la Caja o entidad bancaria del engaño de las preferentes. Cerca de un centenar de respetables personajes gastaban dinero caprichosamente y sin más control que el de sus conciencias, y como, o no tienen conciencia o la ignoran, pues no hay nada pudiera detenerles en la utilización de esas tarjetas especialmente diseñadas para ellos. Y este presunto fraude millonario ha sido cometido a lo largo de algún tiempo, por muchas personas y sin que falten políticos de distintos colores. 

Pues sí, esta es una casta muy especial que se gastaba con mucha alegría y generosidad el dinero que les robaban a los pobres…Y además dejando agujeros que el Gobierno ha tapado con dinero de todos los españoles.

Un caso de corrupción disimula otro, y cada día sale uno nuevo. Se dan de todos los tipos y cometidos por personajes que siempre nos parecieron honrados. Pero parece que la honradez, hoy, es la excepción y no la regla, y quien sigue siendo honrado es porque no se le ha presentado ocasión para dejar de serlo. Y cerca del poder y del dinero, hay tantas oportunidades y tantas tentaciones.


Y no podemos menos que preguntarnos: ¿queda alguna parcela de poder en este país que no esté podrida? Se habla de la regeneración de la política y la vida pública, ¿qué harán con tantos sinvergüenzas y degenerados? ¿Qué esperan, qué se cambien a sí mismos? Es más fácil que hagan copias para que no se pierda la especie. En el fondo, da la impresión que se sienten orgullos de sus hazañas. 

lunes, 1 de septiembre de 2014

ALGO PARA CELEBRAR


No desaprovechamos la ocasión de montar una fiesta para celebrar algo, aunque no siempre el motivo esté justificado. Porque bien pensado, es una burla que la víctima de un nombre feo monte una juerga para celebrar un santo con el que se pasa la vida avergonzado. Tanto, que para disimularlo le quita sílabas, hasta que es un desconocido para todo el que no estuvo en el bautizo.

¿Y lo de seguir celebrando el cumpleaños cuando ya se es viejo? ¿Qué celebramos, que este año tenemos más achaques que el año pasado, y que nos queda menos tiempo para curarlos? Lo que de verdad sería motivo de celebración, es si se detuviera el tiempo, además en el momento más feliz de nuestra vida. Y como este milagro no es posible, lo mejor es no recordar que somos tiempo y consumismos tiempo.  Y malo, malo cuando dejamos de consumirlo.

A pesar de todo, sea acertado o no lo sea, hemos de estar contentos de celebrar muchos cumpleaños. Y los aniversarios que vienen después de los cumpleaños, que los lloren y los recuerden otros.


viernes, 8 de agosto de 2014

PUBLICIDAD


La publicidad es la ciencia que mueve nuestras vidas. No damos un paso que no sea dirigido por mensajes escritos, visuales o sonoros. Creando ilusión, fabricando deseos, imponiendo nuevas costumbres, nuevas modas, otras necesidades y otra forma de ver y vivir la vida. Nos repiten cómo podemos ser más guapos, más felices y mejores personas. Qué nos conviene, qué nos perjudica y qué no se lleva.  Ahora no hay nada que se venda sólo, no es válido eso de “el buen paño solo en el arca se vende” Se lo comerían las polillas.  A las cosas se las presentan con una bonita envoltura, se les ponen palabras de colores y música de ruidos, aunque el envase sólo contenga humo. Y listo para estar en un mercado de deseos e ilusiones.

Y no sólo es la publicidad de las cosas, es la publicidad de las personas. Hemos llegado a un punto, que se hace necesario caminar con un asesor de imagen. Un especialista que nos  vaya diciendo cómo hemos de comportarnos. Cómo vestir, cómo caminar, cómo hablar, cómo sonreír y cual es el mejor color de los ojos. Al fin y al cabo, se trata de vender una buena imagen. Y como toda venta, esta también está sujeta a unas reglas publicitarias. Que dirán que somos mucho mejores de lo que en realidad somos y mucho más inteligente de lo que aparentamos.

Se ofrecen servicios futuros. Lo que debes hacer mañana y obviando lo que ya has hecho. Si ya te has casado, ¿para qué quieres un anuncio que diga que se celebran bodas?  Es mejor uno que diga que se gestionan divorcios. Es lo correcto y con más futuro. Esto es vender lo que no se ha vendido todavía.

Una valla publicitaria se puede montar en cualquier sitio. Hay mucho sitio ocupado, sin embargo, todavía queda mucho libre. Aunque, bien pensado, libre no quedan ni los árboles. Para donde quiera que miremos vemos carteles de milagros con precios. De artículos para ricos, de objetos para pobres. Hasta el salón de casa llegan los anuncios ofreciendo mejores cosas, más bonitas y más baratas. La pantalla del televisor no para de escupir tentaciones, frustraciones y envidias. Debería de haber anuncios para ricos y anuncios para pobres. Aunque eso sería convertir la televisión en un gueto discriminatorio. Y el talento de esos genios de la creación publicitaría vería reducida su plantilla de admiradores. Que, por raro que parezca, hay muchos televidentes que disfrutan con los anuncios más que con las películas. Y eso que el tiempo que dura una cosa y otra, viene a ser poco más o menos.

La gente ya no piensa lo que compra; para ahorrarse el titubeo, compran lo que ven, y deja que otros decidan lo que les conviene.



lunes, 28 de julio de 2014

COMO RECORDATORIO


No puedo publicar fotos de ayer con nombres de hoy. No le puedo poner nombres nuevos a escenas viejas. Las imágenes no son mudas, tienen los datos del momento que nacieron. Cambiarlos es falsear la verdad, es decir que el árbol no tiene hojas en una foto de primavera.

Sin embargo, pese a ser consciente del engaño, no pocas veces les pongo el nombre de calles de hoy a fotos que cuando se hicieron la calle se llamaba de otra manera. La mayoría de las veces lo he hecho pensando que así era más fácil localizarlas. Pero confieso que en otras muchas ocasiones lo he hecho para evitar susceptibilidades y polémicas. En todo caso, lo único que me guía es el respeto a todas las personas, sean sus ideas y sus gustos los que sean.

Seguiré intentando desligar en las fotos lo viejo de lo moderno. Cada época tuvo sus nombres, y no se pueden ignorar porque forman parte de la historia y de los recuerdos. Mi memoria empieza a flaquear, y sin embargo, prometo seguir siendo escrupuloso con los datos de los pié de foto.  Quizás haya que sufrir la ambigüedad en los textos, pero eso es preferible a los errores por falta de cuidado.


De cuando en cuando necesito publicar esta especie de comunicado para que no se me olvide el rumbo que he de seguir. Y a vosotros, para que sepáis lo que podéis esperar de mí.


lunes, 14 de julio de 2014

REFLEXIONES DE UN INGENUO


Aunque no podamos cambiar ni el mundo ni a la gente, los sueños los hacen a la medida de nuestros deseos, sin embargo, la reflexión los desbarata.

Es muy triste vivir sin esperanzas, pero es más triste tenerlas sabiendo que vives engañado. Y aún teniendo la certeza, sigues esperando, y hasta pones en duda la percepción de la realidad más inmediata. Y sigues creyendo que mañana será mejor que hoy. Que existen los milagros y que las personas más allegadas recordarán que siempre estuviste ahí cuando no tenías problemas, y sigues ahí cuando ya los tienes. Quieres pensar que no los ven, y que serían solidarios si los vieran. Pero estás equivocado y solo. A pesar de todo, no puedes evitar dejar de engañarte, ni siquiera renunciar a la esperanza. Y así se va consumiendo la vida y agotándose las fuerzas, siendo un ingenuo, no un resentido. Al final, siente uno la misma impotencia del que ha sido engañado. Malo es no tener fe, pero mucho más malo es tenerla y ser defraudado.


viernes, 27 de junio de 2014

CACHOS DE VIDA CUMPLE AÑOS


CACHOS DE VIDA ha envejecido otro año. Ya va teniendo más historia que futuro, más recuerdos que presente. Las viejas fotos se van haciendo más viejas, más lejanas, más misteriosas y, sin embargo, mucho más entrañables. Y un día el tiempo romperá toda conexión entre lo que fue y lo que es, entre las personas que se fueron y las que quedan. Y es entonces cuando el pasado se magnifica y las cosas adquieren un valor que no tuvieron cuando era presente.

CACHOS DE VIDA aspira a que su contenido sobreviva a su autor. A que sus fotos siempre sean un referente gráfico de tres décadas de la historia de Don Benito.

Me felicito por, pese a los muchos problemas y contratiempos, haber llegado hasta aquí. Y confío que todavía el destino me permita hablar de algún otro cumpleaños. Sin decir cuantos, porque no lo sé, y aunque no soy supersticioso, el destino que no conozco me lo tomo muy en serio.

Amigos, gracias por mantener la ilusión conmigo.


jueves, 29 de mayo de 2014

FOTÓGRAFO CON DIFICULTADES


Me hice fotógrafo profesional porque padecía y padezco una enfermedad degenerativa e incurable del sistema nervioso, con los síntomas visibles de andares de borracho y temblor en manos y cabeza. De esas que mueven a comentarios humorísticos a los más graciosos, muy dados a hacer chistes. He de reconocer humildemente que la cosa no era para menos a la vista de una enfermedad tan placentera. Imaginando mi estampa, yo tampoco me hubiera fiado mucho de mí. Sin embargo, como tenía las idas claras y sabía muy bien lo que quería, y que mi reto era difícil pero no imposible, me lancé a la aventura. Solo tenía que procurar que la opinión de la gente no me afectara mucho. Si alguna vez me enfadaba, era consigo mismo, por no poder hacer las fotos con la normalidad de una persona sana.



Cuando enfocaba la cámara, se producía el milagro de no sacar una foto movida  ni un modelo asustado. Casualidad o misterio, las fotos salían y además no salían movidas. Con el resultado de algunos reportajes, yo era el primer sorprendido. No diré como lo hacía, porque un mago nunca descubre sus trucos. . El temblor tampoco me permitía hacer un buen enfoque con la cámara, mucho menos elegir velocidades de obturación largas. No podía utilizar teleobjetivos, porque, por su tamaño, vibraban mucho. En fin, que todo eran limitaciones. Sin embargo, comparando los resultados con los de la competencia, tenía motivos para estar razonablemente satisfecho.

Porque soy realista, aunque pueda parecer vanidoso,  estoy orgulloso de mis fotos. Cada una es la historia de las dudas, de la rabia, de la impotencia, del miedo al descrédito y al ridículo; de aparentar valor, cuando estaba asustado. De tratar de disimular el temblor, cuando se me movía todo el esqueleto  Exagerar la normalidad frente a la competencia y antes quienes pagaban mis servicios. Porque sabía que no hay consideración cuando se perjudican los intereses de otros, ni aunque esos otros sean personas muy allegadas, amigos o clientes muy considerados.

Siempre hice las fotos en solitario, quise que yo, y solo yo, fuese el único responsable de méritos y fracasos. Nunca me apoyé en nadie, ni nadie me ayudó. Por razones de salud y por orgullo, he sido un solitario que siempre ha ido por libre

Quienes todavía me recuerdan cargado con aquellas viejas cámara fotográficas, no las mejores ni las más caras del mercado,  y que no tenían más automatismo que “el ojo del buen cubero” Aquellos que me recuerdan, repito, pueden dar fe que todo lo que digo es cierto. Que todas las fotos que aparecen en CACHOS DE VIDA son productos de aquella lucha. Solo yo sé lo que me costaba hacerlas. Y aún, la más simple, la más sencilla, la más tonta y con menos contenido, suponía para mí un enorme esfuerzo de control del temblor y de los conocimientos, porque muy bien había que conocer cámara y técnica para llegar a obtener buenos resultados en tan lamentables condiciones

La cocina de mis fotos fue un pequeñísimo laboratorio casero que media un metro de ancho por dos de largo, con cuarenta grados en verano y casi nada en invierno. Aquí, luchando con el temblor de mis manos y a la escasa luz de una lámpara roja, me pasaba noches enteras entre ampliadora, negativos fotográficos y baños para revelar, fijar y demás etcéteras. Y así nacieron las imágenes que hoy recuerdan cosas de un pasado ya lejano, de otra gente, de otro pueblo y de otras formas de vida.

Motivos tuve muchos para desanimarme y dejar de hacer fotos. Pero ni el temblor, ni los ataques de la competencia, ni siquiera los comentarios,  fueron suficientes para que tirase la toalla.

El milagro de la fe en uno mismo. La locura de quien hace proyectos mientras sueña. Los recuerdos de quien tiene en imágenes toda su memoria.


…y porque mi vida siempre ha estado en la calle y en contacto con la gente, no cuento nada que no se sepa.


viernes, 23 de mayo de 2014

EL VOTO DE LA ESPERANZA


Votar, votaré, como siempre. Seré un buen europeo, aunque ignorante y mal informado. Los candidatos solo hablan de lo bueno que son ellos y de lo malo que son los otros. Y prometen y prometen, sin pensar que la última palabra la tiene la señora alemana, que es de la dinastía de los ricos y de los avaros prestamistas.


En fin, votar, debemos votar, y que Dios nos coja confesados. Al menos, esto de ser pobre europeo, parece que viste mucho. Por otra parte, los bancos seguirán estando seguros... Mientras nosotros paguemos los intereses!!!